Futuro etiquetado de los neumáticos: Un progreso importante para el consumidor

Nuevo etiquetado de neumaticos

El futuro etiquetado de los neumáticos para los turismos y vehículos comerciales será obligatorio a partir del 1 de noviembre de 2012 (Reglamento Nº 1222/2009).
Estas nuevas exigencias reglamentarias son un avance importante en términos de información al consumidor sobre materia de seguridad (frenado en superficie mojada) y medio ambiente (resistencia a la rodadura y ruido exterior).
Aunque el grafismo de la etiqueta sea ya conocido (se utiliza en aparatos eléctricos y más recientemente en los vehículos de motor), ¿cuáles son los beneficios reales para los consumidores?

Etiqueta: descripción y explicación

Consumo de carburante
En el lado izquierdo de la etiqueta se indica el nivel de eficiencia energética del neumático en cuanto a consumo de carburante y emisiones de CO2.

La resistencia a la rodadura de los neumáticos, representa alrededor del 20% del consumo de carburante de los vehículos. Por lo tanto una disminución en la resistencia a la rodadura contribuye significativamente al ahorro de carburante y a la reducción de emisiones de CO2. Este valor de resistencia a la rodadura se mide en una máquina de simulación, que determina el nivel de eficiencia energética del neumático

¿Cuál es la diferencia entre un neumático A y un neumático G?
La diferencia en la resistencia a la rodadura es significativa y representa una evolución tecnológica de varias generaciones de neumáticos.
En un vehículo turismo el impacto sobre el consumo de carburante entre un neumático A y un neumático G es muy importante, del orden de 0,5 l./100.
Aproximadamente 80 l. de carburante / año (para 15.000 km / año).
Más de 100 €/ año para un vehículo de gasolina (con el precio del carburante a 1,30 € / l).
Si el impacto económico para el consumidor es muy importante, el impacto ambiental no es menor, porque esta diferencia en el consumo corresponde a 12 gr. de emisiones de CO2 por km.

Frenado sobre suelo mojado
En el lado derecho de la etiqueta se indica la prestación del neumático en la frenada sobre suelo mojado. Las mediciones se realizan en el vehículo según las condiciones fijadas por el reglamento europeo (velocidad, características de la pista, altura de la pelicula de agua, temperatura...).

La calificación se establece comparando las prestaciones del neumático probado con un neumático de referencia.

¿Cuál es la diferencia entre un neumático A y un neumático F?

(Para esta prestación de seguridad, la clase G no se utiliza)

La diferencia en distancia de frenado puede alcanzar hasta 18 metros.

Equivalente a dos veces la longitud de un coche.

Ruido exterior

El ruido del tráfico es una molestia importante. La parte inferior de la etiqueta indica el nivel de ruido del neumático, que es emitido al exterior del vehículo (no el percibido por el conductor en el interior de su vehículo). La cifra representa el nivel sonoro en decibelios.

Umbrales mínimos
El Reglamento europeo prevé disposiciones dirigidas a hacer progresar el mercado sobre estas tres prestaciones. El 01/11/2012, será imposible para los fabricantes homologar neumáticos nuevos con categoría G en resistencia a la rodadura y F en distancia de frenado en suelo mojado, su comercialización estará prohibida a partir del 01/11/2014 (condiciones similares de endurecimiento se aplicarán también para el ruido).

Comunicación
Para los turismos, vehículos comerciales y camiones, la información del etiquetado deberá estar presente de una manera estandarizada en los folletos promocionales y documentaciones técnicas de los fabricantes, incluido en Internet.
La misma información deberá figurar en la factura de los neumáticos o en un documento adjunto, que deberá entregar el distribuidor al consumidor. El consumidor tendrá más información sobre el producto y podrá comparar las prestaciones de acuerdo a este criterio.

¿Qué hay de la duración del neumático?
MICHELIN apoya plenamente el etiquetado, porque aporta información objetiva sobre las prestaciones y rendimiento de los neumáticos.

Este enfoque es un verdadero paso adelante para los consumidores. MICHELIN también se ha comprometido con la duración del neumático, que no está incluido en la etiqueta, pero es una expectativa real de los consumidores, ya que tiene un impacto directo en su presupuesto.
La diferencia de duración entre los neumáticos que el consumidor puede comprar en el mercado es muy importante, pudiendo incluso duplicarse.

20 000 km 40 000 km
El objetivo de MICHELIN es ofrecer a los consumidores los neumáticos con el mejor balance de prestaciones: Ahorro de carburante / Adherencia / Duración

Fuente: 
http://www.michelin.es